Tratamiento de Baterías
inicio / reciclaje / tratamiento de baterías

El tratamiento de las baterías se basa en un proceso físico-mecánico desarrollado en dos etapas diferenciadas: molienda y separación de componentes de la batería y tratamiento de efluentes.

La molienda y separación consiste en la trituración de la batería y la separación de sus componentes plumbíferos y plásticos, así como la segregación del electrolito ácido, que pasa a formar parte de las aguas de proceso, y que posteriormente son depuradas en la planta de tratamiento de efluente, obteniéndose un agua de alta calidad que es reutilizada en las instalaciones de Azor.
 
Los materiales plumbíferos obtenidos son reprocesados en los hornos de Azor, con el fin de obtener plomo de segunda fusión que será utilizado para la fabricación de nuevas baterías y otros elaborados de plomo.
 
El plástico y resto de materiales segregados de la batería son enviados a gestores autorizados para proceder a su reciclado y recuperación en la medida de lo posible.
<< VOLVER
SUBIR